Un vistazo al sadomasoquismo

  • Avances
  • Aspectos y Ejemplos
  • La definición
  • Las Preocupaciones comunes, los Hechos Raros
  • ¿Es peligroso el SM?
  • ¿Cómo es que las personas se vuelven Sadomasoquistas?
  • ¿Cómo puedo saber si estoy en el SM?
  • ¿No es degradante ser sumiso?
  • SM como Individualismo contra Autoridad
  • Más sobre la Dominación y la Sumisión
  • Los límites: La Llave al SM
  • ¿Qué hacen las personas en el SM?
  • Sobre la Confianza
  • Algunas Ideas para Principiantes
  • Posdata

1.AVANCES

Este ensayo intenta hacer una introducción al SM o Sadomasoquismo. Está basado en mis propios 16 años en el SM, con aproximadamente 200 encuentros personales; también en las historias de algunos amigos cercanos del SM, y también a causa de quizás 400 personas que conocí a través de La Sociedad de Janus (una educación SM y grupo de apoyo). He intentado contestar especialmente las preguntas de los recién llegados al SM, así como ofrecer mis propias ideas sobre lo que es el SM, y su lugar en el orden de los asuntos humanos.

2.ASPECTOS Y EJEMPLOS

El SM son los niños del vecindario jugando a policías y ladrones, y la excitación contenida de la víctima atada, siendo el centro de atención. SM es cuando el cinturón pega, primero arde, después calienta.

El SM es la mujer del Doctor que está lejos, a la cual mantienes encadenada todo el fin de semana, y tus amigos vienen a ayudarte a abusar de ella de todas las formas posibles.

El SM es intentar orinar estando atado, mientras tu Señora sostiene tu verga y platica. El SM es la callada mecanógrafa por día, quien se convierte en una Dominatrix experta en el látigo por la noche.

El SM es el sudor, y preguntarse si vas a desmayarte y finalmente soltarte.

El SM es la reunión del domingo en un bar SM, y aunque ustedes son una pareja hétero, los leathermen (hombres cuero) saben que ustedes también estás dentro. El SM son un par de diminutas esposas de oro en un vestido caro en la ópera. El SM es vestir a tu novio de sirvienta francesa, para servirles el desayuno a ti y a tus amigas, que están dentro de la liberación femenina.

El SM es gritar, “¡UNO, SEÑOR! ¡GRACIAS, SEÑOR!” a todo lo que dan tus pulmones. El SM es gratitud, toda tu vida, a la persona que te ayudó a salir del closet. El SM es intentar explicar ese marco macizo y esas armellas a tu casera. (La que te renta la casa) Ella escucha con ojos de plato y tú te das cuenta de que tu contrato de arrendamiento se acaba de terminar. El SM es encontrar el par de botas perfecto.

El SM es tu nuevo esclavo, vendado, masturbándose, y contando sus secretas fantasías, mientras tú lo miras y escuchas cada maravilloso detalle. El SM es dormir con tus manos y tus pies amarrados ¡Y los sueños! El SM es el hombre que en la fiesta te pide probarse tus esposas, “para ver qué se siente.”

SM es la juventud africana orgullosa en el National Geographic, con broches atravesando su lengua y sus mejillas, sabiendo que ustedes dos conocen ese orgullo. El SM es olvidarte de quitar tu cockring (el aro que aprieta el pene) de acero, y que hace sonar la alarma en el aeropuerto. El SM es qué tan cachondas se ponen sus nalgas cuando les acaricias las marcas.

El SM es aguantar a un melindroso, incierto sumiso, novato, que no sabe decir lo que quiere decir; pero finalmente lo dice, y te quita la respiración con la magnífica totalidad de su sumisión. El SM es oír que las personas hablan sobre lo malo que es el SM, sin saber de lo que hablan, y a ti te dan ganas de reír porque ellos hablan tan seriamente.

El SM es tu esclava manteniendo en alto su pelo, sin que se lo pidas, mientras le pones su collar. El SM es el perfume del cuero sudado. El SM es el aniversario de cuando tu amante se puso un anillo de oro atravesando sus labios (sin anestesia), te abraza y te dice que eres suyo para siempre y tú, harías lo que fuera por ella.

El SM es Errol Flynn encadenado por piratas. El SM es el tu traje fetish en el clóset, esperando el sábado por la noche. El SM es que te lleven al piso de abajo, y darte cuenta de que es a prueba de ruido.

El SM es herir al que amas, justo lo propio. El SM es preguntarse lo que los otros ejecutivos dirían si supieran de tus verdugones y de tus pegajosas bragas debajo de tu traje conservador.

El SM es desear que pudieras permitirte el lujo de comprar todo lo que hay en la tienda de SM. El SM es qué tan calientes y hormigantes sientes tus pezones cuando las pinzas aprietan lo justo y entonces, te dan un pequeño mordisco más, y cómo tus pezones se ajustan para disfrutarlo también.

El SM es la humillación de descubrir que tu nueva esclava es más experimentada que tú.

El SM es encontrar a un viejo masoquista gay en el autobús: cabello corto, botas pulidas, levis andrajoso y chaqueta, cadena pesada con un candado en el cuello, tatuajes que le asoman por el cuello y esposas, callado, erguido, orgulloso, centrado, y satisfecho.

3. DEFINICION

El SM es un juego erótico basado en roles de dominación y de sumisión establecidos. El SM es un juego divertido y también un juego serio, porque escogemos conscientemente nuestros roles de dominación o de sumisión según nuestras propias fantasías eróticas. En el SM, nosotros actuamos, cumplimos, y hacemos reales nuestras fantasías eróticas. ¿Cómo hace realidad el SM nuestras fantasías? La dominación y la sumisión son papeles recíprocos en los que cada uno puede ser la realidad de la fantasía del otro.

Cuando mi rol exterior combina con mi fantasía interna, despliego más energía; cuando el papel de mi compañero y su energía afirman las mías, nuestra energía actúa recíprocamente, se multiplica increíblemente y creamos nuestra propia realidad compartida. Al SM se le llama frecuentemente intercambio de poder. La energía es inmensa. Tienes que vivirla para creerlo, o para entenderlo.

El SM es como el sexo vainilla (el sexo ordinario) en el cual cada uno excita y satisface al otro en una interacción recíproca. Pero el sexo vainilla excita y satisface nuestros deseos físicos y excluye nuestras facultades intelectuales. El SM excita y satisface nuestras fantasías; y esto estimula nuestra observación, nuestro análisis, y nuestra crítica. El SM es fantasía deliberada y juego. Como tal, pertenece a las artes.

Siempre que pensamos qué hace bueno al erotismo, pensamos naturalmente en términos de anticipación, de excitación, de tensión, de relajación, de ritmo, de estilo, de sorpresa, de sensaciones, de texturas, de delicadeza, de poder, de imaginería, de alivio, de satisfacción, y así sucesivamente. Éstas son las condiciones analíticas de las artes (y de las artes escénicas). No son condiciones analíticas de teología, de medicina, de ciencia, de ética, ni de política, aunque todos éstos han reclamado a la sexualidad como de su propiedad. Para estar seguro, todas estas otras disciplinas tienen cosas importantes que decir sobre el sexo y el erotismo; pero están naturalmente limitados, no se abocan a la esencia. Con arte, con fantasía deliberada y juego, el refugio se vuelve arquitectura; la comida se vuelve arte culinario; vestirse se vuelve moda, el discurso se vuelve poesía y la alegría sin sentido crítico del sexo vainilla, puede volverse alegría deliberada en el SM.

4. PREOCUPACIONES COMUNES. HECHOS RAROS

El SM no es fútil ni aberrante. Fantasía y juego son universales, y el SM está por todas partes, en todas las culturas, en todas las sociedades, en todos los períodos históricos. Pienso que el SM debe brotar espontáneamente a, siempre que las personas aprendan a fantasear y a jugar. Las encuestas muestran que un alto 50% de americanos tiene fantasías de SM o experiencias. Probablemente la mayoría del SM ocurre entre matrimonios convencionales, dentro de casa.

El SM no es sexista. El sexismo intenta imponer los roles dominante-sumiso según nuestros órganos sexuales. El SM nos permite escoger nuestro rol según nuestras fantasías. Así el SM incluye a las mujeres dominantes y a los hombres sumisos. Muchas feministas entienden mal y desaprueban el SM. Sin embargo casi todos los sadomasoquistas apoyan el feminismo como un movimiento hacia la honestidad en las relaciones.

Algunas personas piensan que el SM está equivocado porque piensan que las personas deben ser iguales en el sexo. Pero ésa es una política simplista y un sexo simplista también. Los seres humanos sólo somos iguales ante la Ley; pero en todo lo demás somos todos diferentes, individuales y únicos. El SM, como otras relaciones buenas, honra la individualidad usando los talentos de cada uno para el bienestar de ambos.

El SM no es una enfermedad mental. El SM es voluntariamente escogido, controlado, compartido, es integrador y saludable. El SM es específicamente integrador y saludable porque conecta nuestras fantasías con relaciones reales y con personas reales.

No tengas miedo de palabras como “sadismo” y “masoquismo.” El sadismo viene del nombre del Marqués de Sade (1740-1814). El Masoquismo viene del nombre de Leopold von Sacher-Masoch (1836-1895). Ambos hombres eran positivos, morales, y creativos -y muy reconocidos por ello-. De Sade fue primo hermano del Rey y fue a la escuela con él, incluso apoyó la Revolución y respetó que su comunidad lo eligiera como juez. Más adelante Francia eligió a von Sacher-Masoch para ser un Chevalier de la Legión de Honor.

En 1886, hace un siglo, Krafft-Ebing inventó las palabras sadismo y masoquismo. En ese momento, la psicología Occidental estaba todavía incrustada en la mojigatería Victoriana, y le faltaba algún tiempo más todavía para ver los trabajos maduros de Freud. De Sade fue un amargo y escandaloso crítico social; podía ser fácilmente malinterpretado. Pero ambos, él y von Sacher-Masoch, fueron intrépidos en sus fantasías eróticas, y pueden demostrarnos cómo nuestras fantasías más feroces vienen del mismo lugar, así como nuestros amores más tiernos. Ellos merecen honor, no vergüenza, por revelarnos esta verdad

La psicología ha cosechado un crédito inmerecido por el descubrimiento de una palabra perfecta, sadomasoquismo, pero la realidad siempre nos ha pertenecido. Krafft-Ebing estuvo equivocado al darle estos nombres a la enfermedad; los moralistas y las feministas recalcitrantes están equivocados al tomar estos nombres por maldad; y nosotros los sadomasoquistas, estamos en lo correctos al reclamar estos nombres y rescatarlos para algo bueno.

El SM es una subcultura definida sin ningún rigor. Muchos SM son gentiles, y muchos de los gentiles practicantes prefieren llamarlo “D&S” por “Dominación y Sumisión”, o “B&D” por “Bondage y Disciplina.” Reservan S&M para el dolor y el juego duro (Otra interpretación es Shared and Mutual traducción: “Compartido y Mutuo”, un sarcasmo gay lo traduce como Parado y Planeando”) y encontrarás otras interpretaciones. Duro o suave y como quieras llamarlo, todo se basa en roles voluntarios de dominación y de sumisión.

5. ¿ES PELIGROSO EL SM?

Los de afuera ven a menudo al SM como raro y destructivo. Algunos piensan que los sádicos hacen lo que quieren a los masoquistas, y que a los masoquistas les gusta de algún modo sufrir por su propio bien. Los novatos temen que el SM pueda salirse de las manos y se vuelva incontrolable. A los medios de comunicación les gusta a menudo hacer sensacionalismo del SM como inmoral, orientado a la droga y peligroso. Al público le encanta todo esto. Vende periódicos. Pero no es verdad.

La verdad es que el SM es mucha comunicación, es de mucha ayuda y es seguro. El SM es fantasía compartida que sólo puede ser consensual. No puedes desarrollar y compartir fantasías ni siquiera con alguien a quien sientes meramente neutral sobre el tema, porque no podrás conseguir la intensificada energía, la retroalimentación y la afirmación que necesitas. Por ejemplo, la Sociedad de Janus insiste en que “todo el SM puede y debe ser consensual”, lo cual significa que no importa lo que hagas en el SM, ambos compañeros deben ser uno en la misma sensualidad.

Los sádicos de la vida real y los masoquistas son delicados en cuanto a sus tormentos y delicados también en cuanto a sus compañeros. El tipo de sufrimiento que un sádico quiera infringir no dice nada sobre el masoquista, pero sí mucho sobre el sádico que debe aceptar esa verdad sobre sí mismo. La cantidad de sufrimiento está limitada por qué tanto puede hacerse responsable el sádico, incluso hasta los cuidados de fin de fiesta para el masoquista, cuando le quita las esposas. Así que, detrás de nuestra apariencia, de nuestras fantasías, y de los juegos que podemos jugar, el SM es algo que los esposos, los amantes y los amigos aprenden a hacer juntos.

El SM puede ser suave como una pluma o duro como una crucifixión. Pero qué juegos juegas, cuánto tiempo, cuan duro y cuan real, todo dependen de ti y de tu compañero sadomasoquista. Algunos sadomasoquistas parecen peligrosos. Están dando señales de juego duro – que saben jugar y están listos para ello-. Si tú no estás listo, mantente lejos. Ellos se toman a sí mismos en serio, y así debes hacerlo tú también.

Mucho del SM es divertido y no más peligroso que manejar un automóvil. Pero, como el manejar, debe hacerse bien. Siempre hay alguno que hace el SM borracho, drogado o sin saber lo que está haciendo. Esto es tan serio como manejar borracho, o sin saber manejar. La mayoría somos cuidadosos y seguros. Fuera de la droga y de la bebida excesiva, los accidentes serios en SM son raros.

6. ¿COMO SE VUELVE SADOMASOQUISTA UNA PERSONA?

Algunos individuos lo descubren solos, incluso durante la niñez temprana, jugando sus propios juegos con el dolor, las ataduras, el aislamiento y otras tensiones. Algunas parejas lo descubren cuando exploran más formas de juego erótico. Algunos individuos aprenden el SM de esposos, amantes o amigos. Algunos leyeron sobre SM, se excitaron y salieron a buscarlo en la vida real. Algunos que se sienten culpables, incorrectos o inseguros se sienten atraídos hacia la seguridad del juego de roles del SM.

7. ¿COMO SE SI SOY UN SM?

Hay dos casos. Si tienes a menudo fantasías de SM, de tener poder sobre la voluntad de alguien a quien deseas, o de alguien que deseas que tenga poder sobre ti, entonces eres un sadomasoquista en potencia. Si a menudo eres de hecho dominante o sumiso en tus juegos amorosos, pero sin ponerle un nombre, de nuevo, eres un sadomasoquista en potencia.

En cualquier caso, si fantaseas con dominación y sumisión sin hacerlo, o haces dominación y sumisión sin ponerle nombre, acercándote al SM, significa tu aceptación consciente de dominación y sumisión como una llave importante de tu erotismo. Entonces puedes empezar a ser tú mismo más completo y a sabiendas.

Algunas personas, como yo -yo soy un cabeza dura- se resisten a aceptar su SM. Alguna vez pensé que mis fantasías eran algo separado de mi mismo y que yo creaba mis fantasías a voluntad. Pero un día vi que a muchas otras personas les gustaría jugar mis fantasías conmigo, y que esas otras personas eran tan válidas y tan humanas como yo. Inmediatamente tuve que aceptar mis fantasías de SM como una parte válida y humana de mí. Me asusté, sentí que perdí el control, mis fantasías no estaban separadas de mí, creadas por mi voluntad, de hecho, a su nivel, ellas me definieron y me crearon, y mi “voluntad” tenía poco que hacer al respecto. Pero aun así, me sentí feliz y nunca he dado un paso atrás. Ahora pienso que para la mayoría de las personas que entran al SM, no es tan duro como lo fue para mí.

8. ¿ES DEGRADANTE SER SUMISO?

Sí y no. La humillación es para el espíritu lo que el dolor es para el cuerpo. La humillación puede reafirmar un ego saludable, así como el dolor o la tensión pueden reafirmar un cuerpo saludable. Las religiones usan la humildad para el desarrollo espiritual, así como los deportes usan la tensión física para el desarrollo físico. Así igualmente el SM usa la humillación para erotizar al ego, dolor para erotizar el cuerpo. Muchos masoquistas que se erotizan con el rechazo al dolor, se ofenden por la humillación. Muchos masoquistas que se erotizan con la humillación no pueden manejar el dolor. Igualmente, los sádicos parecen gustar principalmente del dolor o la humillación. Los sádicos piensan que los masoquistas son las personas más eróticas en la vida. Así que ahora es tu elección: dominar o someter. ¿Preferirías tener poder sobre una persona muy erótica (¿Y qué harías con él?) ¿O preferirías ser una persona muy erótica para alguien con poder sobre ti? (¿y qué querrías que hiciera contigo?)

Hace tres mil años, el sabio Homero dijo “Gran alegría es para los amigos y pesar para los enemigos, cuando con un hombre decidido y una esposa hacen juntos un hogar… pero ellos mejor que nadie saben lo que significa” El SM es así. Creamos nuestra propia realidad compartida. La opinión de otras personas no nos importa.

9. SM INDIVIDUALISMO CONTRA AUTORIDAD

El SM abre lugares raros, espantables y fantásticos en nosotros, y los convierte en manantiales eróticos para nosotros y para las personas que amamos. Muchas personas quieren mantener cerrados esos lugares. Ellos recelan la naturaleza humana, que las personas tienden a la corrupción y a salirse de la realidad. Éstas también son básicamente las ideas del autoritarismo. Todas las religiones y los sistemas políticos autoritarios ven tendencias hacia la corrupción y hacia la desconexión de la realidad -frecuentemente una realidad más “alta”- definida por ellos mismos, y tan abstracta que desafía su comprobación.

En contraste, el SM ofrece fantasía y juego que son universales y naturales. También universal y natural es la habilidad para distinguir la fantasía de la realidad, que todo juego presume. Incluso los gatitos saben jugar a las luchas, y naturalmente confían en que los otros saben jugar también.

El estereotipo de enemigo del SM es un autoritario, desconfiado por naturaleza (que tiende a la corrupción y necesita guía) y pone su confianza en una iglesia autoritaria, en la política o en la “ciencia” (que de algún modo no es corruptible y hará de guía) En el SM podemos celebrar y podemos usar nuestra diversidad; ellos quieren imponer valores uniformes. En el SM, podemos jugar y podemos cumplir nuestras propias fantasías; ellos quieren que trabajemos y que cumplamos las suyas. En el SM podemos aprender a confiar; ellos necesitan controlar.

Pero los autoritarios puros son raros. Encuentro que las personas ordinarias no son tan hostiles al SM. La razón es que todos tenemos dos sistemas de valores separados: el personal y el impersonal. Nuestros valores personales vienen de y se aplican a nuestra familia y amigos, a quienes amamos y que nos aman. Nuestros valores impersonales, presumen uniforme-para-todos, vienen de nuestra religión, de nuestra cultura y de nuestra política, y se aplica a “otras personas”, no tan cercanas a nosotros. Nuestra familia y amigos son buenos, a pesar de sus faltas. Otras personas son sospechosas, a pesar de sus virtudes.

Toda la historia muestra que los sistemas de valor universal, político o religioso, nunca han traído paz y confianza, sólo guerras, inquisiciones y purgas. Incluso en el nivel más personal, noto que religiosos o evangelistas empujan sus sistemas de valores universales a mí. Pero no puedo evitar el gusto y la confianza en alguien que disfruta mi individualidad – aun cuando ellos no estén de acuerdo conmigo.

Así, para llevarse bien con las personas, hazlos amigos. Es simple. Nunca vayas a su sistema de valor impersonal; pero sí tomate el tiempo para apreciar y disfrutar su singularidad. ¡No tienes que estar de acuerdo con él! Pronto harán lo mismo y te contarán entre sus amigos – a pesar de tus faltas.

Y si te pescan en debate público estando contra un autoritario, nunca pongas tu propio sistema de valor impersonal – aunque sea liberal – contra el suyo. Han tenido siglos de leyes y teología, millones de abogados y teólogos, su lógica será más fuerte que la tuya y perderás. Para ganar, debes recordarte a ti mismo tus experiencias personales, tu necesidad personal de amor, tus propias maneras de amar y de odiar, tu propio coraje y tu sentido del humor. Todos se sienten presionados por instituciones, incluso las suyas propias; juega a que tú eres David contra ellos que son Goliat; a la multitud le encantará. Una persona viva es más real que cualquier sistema que es sólo una abstracción después de todo. No puede parecer lógico que una persona puede tener más poder que una iglesia o que un gobierno; pero esa realidad no es lógica. Sé lógico y perderás. Sé tú mismo y real, y ganarás.

10. MAS SOBRE DOMINACION Y SUMISION

La mayoría de los principiantes (no todos) empiezan como sumisos. Muchos continúan prefiriendo ese papel. En EUA, los masoquistas exceden a los sádicos en una cantidad de 3 a 1. Una razón es que la sumisión erótica es un paso más fácil de dar desde la vida ordinaria. La mayoría de nosotros aprende sobre negocios y éxito social acatando órdenes, estando atentos, deseosos de complacer, enérgicos, corteses, y halagando egos aún de personas que detestamos. Sólo toma un momento darse cuenta de que esa conducta también puede brindarnos éxito erótico con alguien que nos gusta, y nace otro masoquista.

Otra razón es que la sumisión rememora nuestra dependencia infantil; intenso período. ¡Ser niño otra vez, qué gusto! Podemos probar y extender nuestros límites, podemos ser unos sabelotodo, ser castigados y ser bien atendidos y mimados. Todo lo que necesitamos es un padre (amo*).

Una tercera razón para tantos masoquistas es que la sumisión es más fácil, la dominación, más difícil. Idealmente el sádico tiene más experiencia, sensibilidad y habilidad técnica, también la inversión para un cuarto de jugo o un calabozo con todo su equipo, más tener la principal responsabilidad de la seguridad y del éxito. Los buenos sádicos son raros. (Aunque los realmente buenos masoquistas no son tan comunes tampoco)

Por la misma razón, no mires con desprecio a una dominatrix profesional o a un sádico que hacen SM por dinero. Ellos son regularmente, muy buenos.

La experiencia y la sensibilidad normalmente cuentan más en el SM que la juventud y la buena apariencia. Toma años poder hacer a un buen sádico o a un buen masoquista, y la edad es una ventaja. Los sádicos que también han sido masoquistas son bien valorados, ellos lo saben.

Sumiso no es igual a pasivo. Los pasivos son inertes. Los sumisos, en su afán de ser controlados, puede provocar, resistirse, chillar, gritar e incluso pelear. Son generalmente grandes exhibicionistas, espejos amorosos y escenas dramáticas. Igualmente el dominante no es tan agresivo. Los dominantes son a menudo tímidos, calculadores, reservados y voyeurs.

La mayoría de los principiantes empiezan ya sea como dominantes o como sumisos. (¿Cuál eres tú?) Pero más del 95% de nosotros, eventualmente descubrirá impulsos dominantes y sumisos. Menos del 5% permanece totalmente dominante o sumiso todo el tiempo. Estos impulsos opuestos en la misma persona normalmente buscan objetos o circunstancias opuestas para expresarse:

Someterse en casa.— Someterse al dolor

Dominar con humillación. —Dominante en el trabajo

Someterse a los mayores.—Dominar a más joven

Someterse a más grandes. —Dominar a más pequeño

Someterse al mismo sexo. —Dominar al sexo opuesto

Someterse a extraños.—Dominar amigos

Someterse psicológicamente.—Dominar físicamente

Someterse en la vida real.—Dominar en la Fantasía (común)

Someterse a la belleza. —Dominar al poco agraciado

Someterse al poderoso.—Dominar al impotente

Someterse a otra raza. —Dominar la propia raza

Someter a otra clase. —Dominar la propia clase

¿Está tu modelo aquí? Estos también al revés. Bisexual, travestis y transexuales cambian a menudo los roles del SM traspasando la línea del sexo. Los Walter Mittys del mundo son impotentes en la realidad y poderoso en la fantasía; los policías formidables son regañados por sus esposas en casa y algunos políticos se someten a sus dominatrixes. Conozco a una mujer que se sometió a hombres gay, a heterosexuales dominados (sin ser ella lesbiana) El Sexismo es sólo uno de los muchos modelos del SM; no es novedad en situaciones tan ocasionales.

11. LIMITES – LA LLAVE DEL SM

La palabra límites es frecuente en el SM. Se refiere a grados o tipos de experiencia no deseados por el masoquista: “ninguna marca”, “nada de scat”, “azotes ligeros solamente”, “sin público”, etc.

Los masoquistas novatos, temerosos de los excesos, quieren que sus límites sean respetados. A muchos masoquistas les gusta probar sus límites y extenderlos. Algunos anuncios de SM que buscan un compañero experimentado dicen: “sin límites” Y los sádicos también tienen límites: grados o áreas que les apagan la excitación.

Esa es la idea general de los límites; pero ellos van mucho más lejos. Todo erotismo, incluso el SM, ocurre en nuestras superficies o en nuestros límites. El frotamiento, físico o emocional, que captura nuestra atención tan maravillosamente, ocurre sólo cuando hacemos contacto con la realidad externa.

Y esto es verdad en ambos erotismos, el emocional y el físico. Nuestros límites marcan la frontera de la percepción de nosotros mismos. Nuestras fantasías marcan los límites de un ego imaginario. El SM es el arte de jugar con nuestros límites y con nuestras fantasías. Nuestros límites y nuestras fantasías están en nosotros, no en nuestros juegos. Así, todos los juegos del SM son variables y negociables.

  • El dolor puede ser simbólico, leve o fuerte.
  • El Scat puede ser simbólico, leve o fuerte.
  • Las ataduras pueden ser simbólicas, leves o fuertes.
  • Los latigazos pueden ser simbólicos, leves o fuertes.
  • La disciplina puede ser simbólica, leve o fuerte.
  • La humillación puede ser simbólica, leve o fuerte.

Y así sucesivamente. Los sádicos aprenden a calibrar a sus masoquistas y trabajan de acuerdo con eso. La clase de dolor o de humillación debe reflejar sus fantasías. La cantidad de estos debe ser suficiente para erotizar los límites del masoquista, aunque demasiado puede ser destructivo y apagar la excitación.

Crecimiento y erotismo son lo mismo. Ambos retan y desarrollan nuestros límites y nuestras fantasías. El SM, siguiendo nuestras fantasías, nos regresa hacia dónde empezaron nuestras fantasías y tomaron forma, de nuestra inmadura energía primaria. Es de ahí de dónde venimos, con todos nuestros amores y odios. Conocer ese lugar nos da sabiduría, poder, paz y alegría. Nuestros límites no son el fin de nuestro camino en el SM, son sólo el principio.

12. LO QUE LAS PERSONAS HACEN EN EL SM

La mayoría de las personas piensa en el SM como esclavitud, palizas, scat, dolor, humillación, etc. Y de hecho, el SM tiene docenas y docenas de juegos, cada uno asombroso y más, siempre inventándose. Pero todos son juegos para jugar y descubrir nuestros límites y fantasías.

Es por esto que a muchos sadomasoquistas les gusta negociar los juegos mientras avanzamos. Somos todos diferentes, en cómo tocamos y cómo necesitamos que nos toquen; en diferentes momentos; con diferentes personas y el proceso de erotismo en sí mismo también nos cambia. Es por esto que es tan duro para los principiantes empezar. No sabes dónde o cómo empezar. No puedes estar seguro de qué es juego y qué es realidad. No estás seguro si puedes confiar en las personas o qué tan lejos irán. Es como intentar subirse a un tiovivo cuando está andando.

Los principiantes siempre preguntan qué hacemos en el SM. Quieren seguridad antes de aventurarse, lo cual es natural. Pero la pregunta real no es lo que nosotros hacemos. La pregunta real es ¿Cómo encontrar seguridad en un juego sin haber puesto límites? Exactamente eso es el SM : descubrir y jugar con nuestros límites.

La inseguridad de los principiantes es natural. Si eres un principiante, sé directo sobre esto. Simplemente di que eres nuevo. Pide consejo. Pregunta si tendrían una determinada sesión contigo. Los sadomasoquistas experimentados saben cuán importante es la confianza. Todos fuimos principiantes una vez. Sólo un real zopenco deja ir a un principiante honesto. Lo menos que debes obtener a cambio es respeto por ser honesto. También debes poder conseguir algunos buenos consejos. Puedes conseguir una referencia. Si todo está bien, puedes lograr una sesión con esa persona. Y puedes hacer un amigo, alguien en quien puedas confiar.

13. SOBRE LA CONFIANZA

Kissinger dijo una vez que el poder es el máximo afrodisiaco. Un masoquista respondió, “¡También lo es la confianza!” Así como el masoquista debe darle el poder al sádico, el sádico debe darle confianza al masoquista. Cómo los sádicos hacen esto, merece la pena otro ensayo; lo que sigue es para masoquistas principiantes. Antes de permitirle a alguien que te ate ¿Cómo saber si puedes confiar en él? Los sadomasoquistas siempre hablan de confianza, de corazonada, de intuición y de las vibraciones que podamos percibir. Pero tales sentimientos son tramposos. Requieren calma en medio de la excitación y pueden venir de observaciones subliminales. Siempre presta atención a tu intuición, hazte consciente de ellas y busca señales tangibles para afirmarlas o para negarlas. Aquí hay una lista de señales tangibles de confianza.

Referencias: Si los amigos te dicen que alguien ha torturado y ha violado a 50 personas con buenos resultados uniformes, entonces puedes esperar buenos resultados para ti mismo como el número 51. Las personas que son bien conocidas, pero difíciles de llegar a conocer, pueden tener largas filas de espera. Las personas que son desconocidas, son sospechosas.

El alcohol, la hierba y otras drogas parecen elevar la atención de algunos, y desconectar a otros. Algunos sadomasoquistas han sido exitosos usuarios durante años, otros dicen que incluso una sola cerveza es muy insensibilizante. Por lo menos conoce bien tus propias costumbres y aquéllas de tu compañero también. Haz nuevos experimentos SM cuando los dos sean “streight”. Y nunca hagas SM con alguien cuyas costumbres sean diferentes que las tuyas, así, no te hundirás por lo menos, en el barco de alguien más.

Tu sentido del humor: SM, la subcultura que persigue la fantasía, es rico en sentido del humor, que muchas veces surge cuando la fantasía confronta a la realidad. Las personas que gustan de hacer o de recibir bromas de sí mismos, conocen y disfrutan la diferencia entre la realidad y su propia fantasía. En ellos puedes confiar. Las personas que carecen de sentido del humor, son sospechosas.

Date el lujo de sus hábitos: Un exitoso narcotraficante me dijo una vez el secreto de su éxito: los buenos tipos eran aquéllos que se daban el lujo de sus hábitos. A otros clientes los remitió suavemente a otros distribuidores. Todos y cada uno de nosotros, tenemos hábitos: económicos, sociales, emocionales, intelectuales, políticos, estéticos, aficiones, etc., los cuales, si estamos fuera de balance, pueden volverse tan demandantes como cualquier droga. Las personas que pueden darse el lujo de sus hábitos están bien en el SM, otros no.

Afirmación personal: Las personas con familia y amigos a los que aman y que los aman, son muy probablemente dignos de fiar. Las personas cuya afirmación proviene de fuentes impersonales, iglesia, el estado, la política, la “ciencia”, es sospechosa.

Algunos Anunciantes: Las personas que ponen anuncios de sexo han hecho algo notable: ellos se han definido eróticamente para otras personas. Se anotan un punto. Aquéllos que se describen objetivamente, se anotan dos puntos. Objetivamente y con humor, tres puntos y una diana. Si se enfocan completamente en la fantasía de ellos mismos, anotación cero.

Aprecia la Singularidad: En algún bar gay leather, después de que se ha dado una atracción mutua, los compañeros SM pueden pasar una hora conociéndose entre sí, antes de empezar siquiera con el juego verbal, incluso quién será dominante, quién sumiso, puede tardarse. Lo que ellos están haciendo es descubrir sus singularidades, para usarlas como base de su juego SM entre sí. Las personas que toman tiempo para descubrir y apreciar tu singularidad son probablemente de confianza; ofertas de juego instantáneo son sólo fetichismo y son sospechosas.

Todas estas señales son pruebas de si una persona está bien orientada a la realidad. Las personas irreales no son por supuesto personas malas; pero no son confiables para el SM, en el cual compartes y desarrollas tus fantasías.

14. ALGUNAS IDEAS PARA PRINCIPIANTES

Aprender SM es como aprender a esquiar o a montar en bicicleta. Espera algunas torpezas y tambaleos al principio. Como en cualquier arte, irás mejorando.

Inicio fácil. Las fantasías de los vírgenes son notoriamente excesivas e imprácticas. Intenta solo una venda en los ojos, pretende un bondage y habla a la manera de la dominación-sumisión.

Juega al SM con alguien que te guste y en quien confíes: tu pareja, un amante o un amigo íntimo. El SM sólo puede enriquecer lo que ya estás compartiendo con ellos.

No le preguntes a la gente qué hace en el SM; no tiene sentido. Di que eres un principiante, pide consejo y quizá también una pequeña escena.

Los masoquistas principiantes tienen naturalmente miedo de que el SM se salga de control. Acuerda una “palabra de seguridad” como “calabaza” o cualquier cosa sin sentido, como una señal de alto. A algunos les gusta usar “verde” para pedir “más”, “amarillo” para “baja la intensidad” y “rojo” para “alto.”

Aprende de ti mismo. Prueba ataduras, ropa fetish, dolor, juguetes para SM, etc. delante de un espejo. Toma fotos.

Escribe tu propio anuncio de sexo, aunque nunca lo publiques. Para los principiantes es un descubrimiento notable de su propia-imagen. ¡Lo volverás a escribir mañana!

Contesta todos los anuncios de SM que encuentres. Diles que eres nuevo y pide consejo. No omitas a los homosexuales, ni a los comerciantes ni a los streights. Trata de hablar con la persona que hay detrás del anuncio, no con el proyecto de fantasía.

Habla con personas que ya están en el SM. Muchos de nosotros hablaremos y escucharemos por horas.

Encuesta a tus amigos acerca del juego amoroso de la dominación-sumisión. No uses los términos “SM” o “sadomasoquismo”; estas palabras pueden ser demasiado fuertes. Ve cuántas más hay.

Llama a tu línea caliente local. Pregunta por alguien que sepa de SM. (En San Francisco es S.F.S.I., 415-665-7300, Lun. a vier., 3 a 9 PM). Ofrécete como voluntario en la línea caliente. Gran entrenamiento, gran gente.

Toma cursos de sexualidad; muchos están abiertos para estudiantes que aún no tienen carrera.

Visita bares, tiendas, clubes sadomasoquistas; obtén buenos tips de unos y de otros.

Únete a clubes de SM para hacer amigos, por la ayuda y para conseguir compañeros de juego.

Hazte una cuenta de correo privada, escríbeles a otras personas SM.

Si pagas por tener compañeros de SM, usa a los que practican el SM en su vida diaria. Mismos precios, gran diferencia en calidad y cuidado.

Contesta anuncios de SM. Cítate en un lugar neutral si te sientes nervioso. La mayoría son personas responsables. ¡Está bien si no te gustan todos!

Pon tu anuncio, haciendo énfasis en lo que tienes para ofrecer, no en tu fantasía. A tu número de teléfono llegarán algunas llamadas mamonas; alguna llamada preguntando que por lo que tú cobras, bien puede tratarse de la brigada del vicio, haciendo su tarea escolar. (Contesta “placer mutuo”. ¡Ese precio es demasiado alto para ellos!) Las llamadas mamonas y el acoso a nuestro vicio son divertidos, pero un buzón privado atraerá muy probablemente comparables respuestas serias. Descontando a los sinvergüenzas, ésa es simplemente nuestra cultura anti-sexo. Como en cualquier subcultura, escudriñando en el SM aparecerán muchas personas magníficas. ¡Buena suerte!

15. POSTDATA

Este ensayo intenta ser una introducción al SM. Sin embargo hay un problema al “enseñar” SM. El SM es una disciplina experiencial, como la música que no puedes entender sin experimentarla tú mismo, y el SM tiene este giro extra que es que lo que tú experimentas es tu propio yo erótico. Sin embargo, todos somos diferentes y el SM, la disciplina que nos mete dentro de nosotros mismos, es vista de diferente manera por diferentes personas. Así, alguien más haciendo un ensayo introductorio sobre SM podría hacerlo totalmente diferente – todo – y estar absolutamente bien también. Así que cuando te encuentres ideas bastante diferentes de lo que es el SM, no es para preocuparse, que sigue siendo todo lo mismo.

También, estando claros de que este ensayo, como cualquier otro escrito sobre SM, ofrece sólo palabras y abstracciones sobre algo que realmente sólo puede ser como la experiencia personal dentro de ti. Puede confortar a algunos, o interesar a otro leer una teoría sobre SM, pero ni una biblioteca entera de libros y películas sobre SM te enseñará tanto como la primera vez que por ti mismo le pongas esposas a alguien que deseas, o que alguien que te desea te las ponga a ti. En ese momento empezarás a experimentar tu yo erótico, no indirectamente, ni en palabras y conceptos, ni como algo fijo ya dado, sino directamente, y como una variable deseada (tu deseo o el de alguien más). Y es por esto que el SM es de un vez tan importante, tan aterrador y aún así tan alegre.

El SM nos lleva a viajes importantes dentro de nosotros mismos. Son importantes porque el yo que vuelve ha cambiado y ha crecido. El SM es el desarrollo de nuestra singularidad, de nuestra realidad, de nuestros límites y de nuestras fantasías. Nos volvemos diferentes sobre cómo podemos amar y cómo podemos ser amados. ¡Nosotros los sadomasoquistas aprendemos a hacer SM sin saber de antemano cómo resultará – ¡sin límite! – porque hemos aprendido a confiar en nosotros y en el otro.

Hemos vuelto a ser niños y aprendimos a jugar.

El éxtasis patina en los mares relucientes de la pasión,

Acelerando en el filo más delgado de la fantasía y de la locura…

¡Más rápido… más rápido!

Riendo, exhaustos, nos detenemos.

¿Qué lugar extraño es este?

¿Qué formas extrañas?

¡Oh! Ahora veo. Nosotros somos la casa.

Dedicado con el afecto más profundo a El Autócrata Benévolo.

*parent = padre y un sinónimo es “amo”

NOTA: El Autócrata Benévolo fue un caballero de California del Norte, que acostumbraba poner anuncios en un periódico underground (El Berkeley Barb) buscando compañeros de BDSM, a finales de los 60s y los 70s. Él también dio varias conferencias sobre SM en grupos universitarios en los años 70s. Don Miesen, el autor de Qué es el Sado-Masoquismo lo consideró como su Mentor.

Autor: Don Miesen

© Copyright Don Miesen, 1981

Traducción: dseagul@ – autorizada por Society of Janus

* Publicado por Aldea Sado®: 2009 – © 2004-2016 – Todos los derechos reservados!

Introducción a la Asfixia Erótica

Todas las personas, por tener sexo, somos sexuadas. Pero no de una vez y para siempre, sino que estamos en un proceso inacabable de sexuación, con sus modos, matices y peculiaridades, que da resultados diversos (Amezúa, 1999).

Uno de esos resultados produce el disfrute con imágenes o acciones relacionadas con la asfixia. Quiero asfixia eroticasubrayar esta palabra: disfrute. Las peculiaridades, como nos recuerda Ullerstam en Las minorías eróticas, son posibilidades de felicidad. Como sexólogos, lo que a nosotros nos va a interesar es conocer, por un lado, la erótica de la asfixia; y por el otro, ayudar a las personas así sexuadas a aceptarse y a expresar su erótica de modo que sean felices.

La asfixia se puede producir ahorcándose, estrangulándose con una cuerda, envolviendo la cara en una bolsa de plástico, sumergiéndose en agua, etc. Al ser la falta de oxígeno el elemento con el que se juega, los errores en la técnica pueden ser fatales (Wiseman, 2004). De ahí, también, que ése haya sido el lado más publicitado. Aunque tal vez el adjetivo no sea el más adecuado. Las muertes por autoasfixia erótica tienden a no mencionarse en los periódicos por temor a un supuesto efecto contagio, al igual que sucede con los suicidios. De hecho, muchas de estas muertes se consideran familiarmente como suicidios para evitar la vergüenza asociada con esta peculiaridad (Jenkins, 2000). Hasta los propios jueces de instrucción, a veces por desconocimiento y otras por presiones sociales, con frecuencia consideran este tipo de muertes accidentales como suicidios (Boglioli y Taff, 1994). Eso dificulta la obtención y fiabilidad de las estadísticas1. Es más, las &úacute;nicas estadísticas que existen proceden del ámbito forense. Qué representatividad tienen los que acaban mal respecto de los que viven su peculiaridad de forma segura y anónima? No lo sabemos.

En fin, la bibliografía forense es relativamente amplia2, pero poco relevante para nuestros propósitos. Si en las revistas médicas es frecuente percibir un tono de censura y predomina el campo semántico de la psicopatología, con sus ejes de normalidad y anormalidad, en la sexología los intereses van por otros cauces: comprensión, cultivo y gestión.

Como la sexología es la ciencia que estudia el sexo, la comprensión de todos sus fenómenos “es de Perogrullo” recordarlo- constituye su tarea fundamental.

En coherencia con ello, dos de los más grandes sexólogos, Havelock Ellis (1859-1939) y John Money (1921-2006), dedicaron parte de su obra a estudiar la asfixia erótica. Veámoslo.

En el tercer volumen de su monumental Studies in the psychology of sex, publicado en 1927, Havelock Ellis dedica un breve capítulo3 al impulso de estrangular al objeto de deseo. Su atención se centra básicamente en la siguiente idea: para un hombre estrangular a una mujer está frecuentemente asociado con la emoción sexual (o la excitación, según la terminología actual). Para Ellis, habría que considerar esto como un aspecto del arrebato físico, la dominación y el abrazo por la fuerza correspondientes a los elementos primitivos del cortejo.

La explicación de este fenómeno radicaría en el papel que la excitación respiratoria desempeña en el proceso de tumescencia y detumescencia, y en el cortejo y su clímax. Asimismo, considera que cualquier constricción de la actividad muscular tiende a elevar la excitación sexual asociada a esa actividad.

Cree también que la conexión placentera entre el pensamiento de ser estrangulado y la emoción sexual es más frecuente en las mujeres. (A modo de ilustración, cita una carta de una mujer en la que ésta imagina el placer de ser estrangulada por la persona que ama y menciona la sensibilidad de la garganta y el cuello.) No obstante, Ellis estima infrecuentes los casos en que un hombre llega a estrangular hasta la muerte a una mujer en el momento del coito. Lo común es que este deseo surja a una edad temprana y no le parece que pueda explicarse por alguna asociación casual o experiencia. Lo ve como una fantasía puramente psíquica, con una base orgánica sólida. Distingue entre un deseo activo de estrangular a alguien y uno pasivo de ser estrangulado por otros. Curiosamente, no aborda la autoasfixia.

Importa subrayar esto: para Ellis el deseo de estrangulamiento es fundamentalmente una situación imaginaria, una idea, en fin: una fantasía. Han de pasar más de 50 años para que otro sexólogo ahonde en algunas intuiciones de Ellis y estudie en profundidad esta peculiaridad erótica. En 1981 John Money publica The breathless orgasm. A lovemap biography of asphyxiophilia. Se trata de un estudio biográfico del “mapa del amor” de una persona que disfruta con la asfixia. El mapa del amor es un concepto acuñado por Money que hace referencia al patrón mental en el que se representa el plan idealizado de actividad erótica con el amante, ya sea en imágenes (fantasía) o se lleve a cabo en la realidad.

A raíz de su intervención en un programa televisivo, un joven fijó su atención en Money. Ahí mencionaba que las personas con peculiaridades (Money diría parafilias; de hecho, fue él quien puso en circulación el término) repiten una “cinta mental” del ritual erótico más que llevarlo a cabo en la realidad. Como eso de repasar mentalmente una situación erótica (en su caso, relacionado con la asfixia) le sucedía con mucha frecuencia, decidió ponerse en contacto con Money. Fruto de sus entrevistas con él salió el libro mencionado como una especie de historia de vida o repaso biográfico de qué le excitaba, cuándo, con qué frecuencia, qué pensaba, qué hacía, etc. Con otras palabras: Money empleó el método biográfico para intentar entender el modo en que su sexuación configuró una erótica de la asfixia. No es cuestión de entretenerse ahora demasiado en los pormenores de este caso4, uno de tantos, y sí de extraer algunas conclusiones.

Money considera que el disfrute con la asfixia es en realidad una expiación autoinfligida (Money, 1986, p. 42). Cree que la gente con una educación católica estricta se siente culpable al masturbarse y necesita castigarse. La asfixia sería, pues, una punición extrema que algunas personas ya predispuestas emplean para poder disfrutar. Es decir, el disfrute quedaría redimido por el castigo de la asfixia.

Para Money las peculiaridades comienzan en la infancia, antes de la pubertad. La persona que entrevista recuerda hber estado siempre fascinado con el estrangulamiento, la asfixia, el ahogamiento, etc. A los 4 años ya le entusiasmaba oír gritar de miedo a las niñas y a los 8 años sintió que se volvía loco de placer al retener a una de ellas por la muñeca durante una pelea. Es decir, no son peculiaridades que procedan de ver o leer pornografía, como a veces algunos parecen sugerir.

Me gustaría traer a colación un episodio de su vida especialmente significativo. Una chica del vecindario de la que se había enamorado se ahogó nadando en la playa. Y él empezó a fantasear imaginando su cuerpo desnudo ahogado, qué sentiría al ahogarse… al tiempo que empezó a masturbarse. Una vez más, comprobamos que las peculiaridades eróticas se basan más en las imágenes mentales, en las fantasías, que en su realización real.

Hay un último punto de interés y es que Money le recomienda que escriba acerca de sus fantasías como modo de ganar control sobre ellas. Incluso le propone que dé una charla sobre su peculiaridad en la universidad. Del mismo modo en que le alivió leer en el periódico el caso de dos chicos con esa peculiaridad, pues vio que no era el único, nota que estar con gente interesada en sus deseos le ayuda. Es decir, en vez de ocultación y juicios morales fulminantes, la mayor ayuda para esta persona que se sentía culpable y avergonzada de su peculiaridad consistió en sacarlo a la luz.

Recapitulo. Decía al principio que a la sexología no le interesa decir si algo es bueno o malo, normal o anormal, sino que su propósito es comprender, cultivar y gestionar los deseos.

Qué hemos aprendido? Que las peculiaridades están presentes desde muy temprano y no desaparecen por más que se critiquen. Esa presencia puede ser en el ámbito de la fantasía, o en el mundo real. También hemos visto que pueden cultivarse, leyendo, hablando y escribiendo sobre ellas. Y eso ayuda a quitarle ansiedad interiorizada por el juicio social a la persona que las tiene, así como a encauzarlas por la vía que se considere preferible. Es más manejable un discurso explícito que un magma oscuro del que no se puede hablar. Como el mundo de las fantasías es ilimitado y no acarrea consecuencias negativas, merece la pena cultivar especialmente este aspecto, sobre todo por los riesgos que la asfixia real conlleva. Tiende a reducirse la erótica a la conducta despreciándose el poder de la imaginación. El campo de las fantasías está infrautilizado y es también fuente de placer.

Qué nos queda por saber? Mucho; casi todo. Desconocemos qué papel juegan los agentes sexuantes en el desarrollo de esta peculiaridad (qué acentúa, qué atenúa, qué promueve). Sabemos que la asfixia erótica se da más en hombres que en mujeres, pero cómo varía según los modos (masculino, femenino)? También es más frecuente en heterosexuales. Por qué Qué diferencias hay según esos matices (homo y hetero)? Y qué relación amatoria puede establecerse entre personas con distintas peculiaridades (complementariedades, contraindicaciones…) Cómo se apañan estas personas en pareja? Las preguntas podrían multiplicarse.

En vista del panorama, me gustaría animaros a investigar. En tiempos de internet, lo más fácil sería encontrar un foro o bitácora de personas con esta peculiaridad en la que contasen sus experiencias, deseos, fantasías, etc. El anonimato les facilitaría expresarse sin temores. Y sería un material cualitativo de partida muy valioso.

Lo esencial, en último término, es no perder de vista que la asfixia erótica es una peculiaridad resultado de la sexuación, esto es, “una de las expresiones del valor de la condición humana hecha para convivir. Para ello es posible organizar la convivencia contando con ese valor en lugar de convertirlo en amenaza mediante su exclusión, su criminalización” (Amezúa, 2003).

 

________________________________

 

1 Los últimos estudios hablan de unas 500-1000 muertes al año en Estados Unidos (Sauvageau, 2006), que tiene una población de 300 millones de habitantes. Las víctimas tienen desde 11 hasta más de 60 años (Rosenblum y Faber,1979; Turvey, 1995); son de todas las clases sociales; la mayoría son hombres heterosexuales (Sauvageau, 2006; Boglioli y Taff, 1994); y con frecuencia usan ropa femenina durante la asfixia.

2 Consúltese: www.autoerotic-asphyxiation.com/ y www.datenschlag.org/howto/atem/english/links.html

3 Disponible en la sección de peculiaridades de la biblioteca.

4 Puede leerse un resumen del propio Money en “The lovemap of asphyxiophilia”, capítulo 24 de Lovemaps (1986),

disponible en la sección de peculiaridades de la biblioteca.

Por: J.L.V.

Publicado por Aldea Sado &reg : 27/03/2012 – &copy 2004-2016 – Todos los derechos reservados!

Lease como complemento 

Asfixia erótica: Descripción y riesgos

¿Qué es una “ESCENA” y qué es una “NEGOCIACIÓN”?

El S&M tiene claras connotaciones teatrales. El mostrarse sumiso en el juego sexual no significa ser débil de carácter en la vida real, ser dominante en el juego tampoco implica ser un egoísta prepotente.

 

Son papeles que se adoptan; hasta cierto punto se actúa. Por ello nace el concepto de “escena”. Una escena es una determinada interacción entre jugadores, que, por lo general, gira alrededor de uno de abajo. No es una definición formal, sino una manera práctica de describir la acción. “¡Fue la escena de flagelación más excitante que he visto!”, “Nuestra última escena realmente me conmovió, Amo, nunca me había sentido así”. Por lo general, una escena tiene inercia propia: Usted (de arriba) empieza penetrando/flagelando/chupando/o lo que sea al de abajo, ambos están fantásticamente involucrados en ello, uno o ambos llega al clímax, se cansan, se calman y descansan un momento, comentan lo que funcionó y lo que no, comentan qué tal les pareció la escena.

Un novato del S&M puede aprovechar la descripción amplia que se hizo arriba y usarla como estructura para sus primeras escenas. Para aquellas actividades que quiera intentar, empiece por negociar con su pareja; ¿qué quisiera lograr en la escena: cautiverio, orgasmo por decir algo? ¿Cuáles son sus límites: que no haya coito, nada de cosquillas podría ser? ¿Qué palabra de emergencia se va a usar? (vea la siguiente pregunta). A partir de ahí “entre en escena”, asuma su papel (en dado caso), póngase el collar (o lo que sea), póngase a tono para el juego… ¡y juegue! Cuando termine la escena, dese tiempo para comentar con su pareja cómo la sintieron los dos. Asegúrese de escuchar a su pareja y entender cómo se sintió, agradézcale el haber jugado… luego de una escena muy intensa, es bueno abrazarse y hacer contacto, en lugar de parar súbitamente e irse a casa. Una escena tiene principio, parte media y fin; las tres son muy importantes. (Las partes no necesariamente están desconectadas, la comunicación sobre cómo se sienten y qué es lo que quieren ocurre en todo momento a través del proceso).

El concepto de negociación en la comunidad S&M se refiere simplemente a una comunicación abierta y honesta sobre lo que se desea y lo que no. No se trata de un regateo, en el que uno intenta obtener algo a expensas del otro; es una herramienta con la cual ambos ganan al hablar de lo que han hecho anteriormente, qué los excita y qué no, de esta manera ambos pueden sentirse más cómodos y estimulados.

Es perfectamente válido hablar de sus fantasías y sus límites, de lo que lo que los calienta pero también de lo que los tensa o preocupa. Hablar de lo que no quiere que su pareja haga es valioso y usted se merece que dichos límites se respeten… si no expresa sus límites explícitamente, podría ser que su pareja los sobrepase y ninguno lo disfrutaría. (En caso de que usted sí establezca los límites y su pareja los ignore, eso es un comportamiento no acordado, y será necesario que considere seriamente si su pareja es confiable. La negociación puede sacar a relucir este tipo de asuntos, lo cual es muy útil).

La negociación es un proceso de GRAN valor, sea que esté entrando al S&M o a cualquier tipo de relación. Puede ser algo tan directo como: “tengo ganas de besarte ¿estás de acuerdo?” o tan desvergonzado como: “¡o me dices tu más profunda y obscura fantasía o dejo de acariciarte el pene!”. Puede ser que el hablar de lo que se busca en una relación sexual sea difícil al principio, pero mientras más se haga más fácil se irá volviendo y se logrará más al hacerlo. Nótese que esto no es exclusivo del S&M, la negociación es útil en cualquier nivel de relación, con S&M o no. El acuerdo es mucho más que un simple “sí”. Cualquier relación, en especial una con S&M, irá mejor con mucha comunicación honesta acerca de los deseos de ambos, los porqués, cuánto y también lo que no se desea.

Hay quienes piensan que negociar —hablar— “arruina el momento”. Aparentemente, tienen la imagen de los amantes que no necesitan decir nada; cada caricia, cada acción es perfecta. Eso es grandioso cuando se logra, pero no se logra automáticamente. En mi experiencia, hablar de antemano me hace sentir mucho mejor con quienquiera que esté, y mucho más confiado de que no harán algo para lo que no estoy listo… a cambio, me puedo entregar plenamente a lo que tenemos negociado. Conforme se van conociendo, sabrán qué les gusta y qué no… ¡porque ya lo han negociado! ENTONCES, el momento Sí que funciona.

La otra acepción de “escena” se refiere a todo el grupo de gente en el B/D/S/M; alguien pudiera preguntar “¿fulano, está en la escena?” o “he visto a zutano en la escena”. Si quiere involucrarse en la escena en ese sentido, busque alguna de las organizaciones que menciono al final de esta FAQ**, en especial la NLA ¡es posible que tengan una sucursal cerca de usted! Vale la pena hacer contacto con este tipo de organizaciones, se pueden hacer amigos, oír muchas ideas y encontrar una comunidad que comparta sus intereses.

*Creado el 10 de agosto de 1995, última actualización el 31 de julio de 1997, derechos de autor por Rob Jellinghaus.

**La FAQ del grupo de noticias soc.subculture.bondage-bdsm

Fuente: Unrealities.com

Publicado por Aldea Sado®: 2005 – © 2004-2016 – Todos los derechos reservados !

Abusos frente a la entrega

Aunque existen diferencias legislativas, hay una enorme distancia entre la entrega pactada (EPE = erotic power exchange) y la violencia doméstica. La entrega en el marco de una relación bdsm se basa articulo bdsmsiempre en el concepto VICSS. Todo lo demás, es abuso.

Se trata de un abreviado de la información de la National Leather Association (USA), el S&M Media Information Center (Holanda) y la POWERotics Foundation (Holanda) (Asociación Nacional USA del Cuero, Centro de Información sobre SM, Fundación de la Cesión Erótica de Poder)

Qué es VICSS?

VOLUNTARIEDAD (Voluntary): todos los participes, lo hacen basados en su propio deseo y voluntad, sin verse forzados/as a ello. En algún caso, el concepto “forzada” puede ser oscuro. Se trata por ejemplo cuando alguna de las partes tiene presiones de tipo económico o social. Por ejemplo en caso de colegas profesionales o esposos que entran en una relación Bdsm bajo la presión de la circunstancia personal. En este caso, es algo no-voluntario.

INFORMADO (Informed): todas las personas en relaciones Bdsm, deben estar informadas sobre las consecuencias de la relación. Un simple “si” no siempre será suficiente, especialmente si la persona que lo dice desconoce las implicaciones reales.

CONSENSUADO (Consensual): todas las personas relacionadas en Bdsm, deben estar de acuerdo en lo que va a ocurrir, y deben tener la posibilidad de evaluarlo previamente.

SENSATEZ (Sane): las decisiones relacionadas con la Bdsm, deben tomarse en estado sereno, sin influirse por el uso y abuso de drogas, alcohol u otros.

SEGURIDAD (Safe): las actividades relativas a la Bdsm, deben ser seguras y conocerse los riegos que eventualmente conllevan, implicaciones y repercusiones.

Métodos de evaluación

Existen una serie de conceptos que nos pueden ayudar a evaluar nuestra posición personal con respecto a una relación BDSM:

Respeto: Toda relación de entrega, se basa en el respeto mutuo. Si tienes alguna duda respecto a tu relación actual sobre si esto es así, es que algo marcha mal.

Comunicación: Es básico en toda relación de entrega, y siempre es bidirecional. Si sientes que tus argumentos, opiniones, decisiones, nunca son respetadas, estás en una relación de abuso.

Relaciones: En general, salvo ocasionales sesiones, una relación de entrega se funda en una sólida y consistente unión de las dos partes.

Dominancia y ego: Dominancia no es chauvinismo masculino. Aunque a veces es difícil trazar la frontera, un ego desmesurado no tiene nada que buscar en una relación de entrega consensuadas.

Es un error creer que solo una sumisa puede ser “convencida” de hacer algo que no desea. Tanto dominantes como sumisas, pueden ser a veces muy persuasivos.

Reconocer la violencia domestica

La violencia doméstica responde a una estructura de intimidación intencionada con el propósito de dominar, coartar, aislar a la otra persona. Los abusos tienden a ser de tipo cíclicos e ir aumentando gradualmente su nivel. Si te respondes a las siguientes cuestiones, puedes ayudarte a evaluar tu situación con respecto a un eventual estado de abuso en tu relación:

Señales físicas

  • Tu pareja te golpea, maltrata, abofetea o usa violencia de algún tipo ?(fuera del marco de las sesiones)
  • En alguna ocasión te ha encerrado o amenazado con un arma?
  • Lamentas estar en relación con tu pareja?
  • Critica constantemente tus capacidades, usa el sexo como una especie de control o te ridiculiza por los limites que has decidido?
  • Te sientes obligada a la actividad sexual?
  • Usa tu pareja el sexo para terminar una situación de violencia?

Aislamiento

  • Te aísla tu pareja de amigos, familia, actividades sociales?

Propiedades

  • Destruye tu pareja a veces muebles u objetos?
  • maltrata a mascotas?

Económicas

  • Te limita tu pareja el acceso a trabajo o recursos materiales?
  • Te ha robado en alguna ocasión?

Señales Emocionales/Psicológicas

  • Sientes que tu o tu pareja sois dependientes el uno del otro?
  • Oscila vuestra relación del distanciamiento a la unión total?
  • Tu pareja te humilla y critica constantemente, minando tu auto seguridad?
  • Sientes que no puedes discutir con tu pareja sobre tus gustos?

Los abusos en una relación de entrega BDSM

Aunque es muy infrecuente, en alguna ocasión puede suceder casos de abuso en una relación de entrega. Violación y abuso sexual no esta comprendido en una tal relación consensuada. Violencia doméstica nada tiene que ver con SM consensuada. Debido a su situación de entrega y su condición sumisa, las personas que sufren eventualmente situaciones de abuso en su relación, pueden sentirse indefensas y no decidirse a recurrir a ayuda externa. Estas son algunas indicaciones que pueden ayudarte a clarificar si te encuentras en una relación de abuso:

  • Estas confusa sobre cuando comienza y termina una sesión?
  • Tu compañero ignora siempre la palabra de salvación o te presiona para que no la uses?
  • Ha violado tus limites?
  • Te sientes atrapada en un rol no deseado?
  • Emplea tu compañero la sesión para expresar enfado o frustración?

Reflexiones generales:

Nadie tiene el derecho a abusar de ti, y tu no eres responsable de la violencia que esa relación engendra.

Hay muchas razones por las que una persona en situación de abusos domésticos permanece en la relación : sociales, familiares, económicos . Existen numerosos Grupos y Asociaciones de Ayuda, si necesitas asistencia, recurre a uno de los, como asociaciones e instituciones gubernamentales con programas de ant-violencia de 24 horas..

Si estás planeando salir, diseña una estrategia por si debes salir con apresuramiento : comunica con amigos y familia en caso de emergencia. Abusos físicos son criminales, déjate aconsejar sobre tus derechos y opciones.

Abusos en una relación BDSM, tiene consecuencias sociales mucho mas importantes que en las relaciones que podríamos denominar usuales, y por ello debemos ser especialmente cuidadosos en evitarlas, denunciarlas y perseguirlas.

Autor: IKARA — Fotografía: VinterSaklig
*Publicado por Aldea Sado ® : 2008 – © 2004-2016 – Todos los derechos reservados!

La hermosura de una sumisa

No puede decirse que todas las mujeres sean hermosas (si consideramos ciertos indicadores externos y estéticos de belleza, a la manera occidental), pero sí puede decirse que hay ojos que vuelven hermosas a ciertas mujeres, aunque no sean “objetivamente bellas”.

Los ojos que vuelven hermosas a algunas mujeres son los del Amo que la ha tomado por “suya”, en un Acto que tiene mucho de compromiso, entrega y respeto por ambas partes. También es cierto que una mujer puede no sentirse demasiado bella, hasta que el Acto de la sumisión la convierte en hermosa para la mirada de su Amo.

Es que el ser escandalosamente sumisa -y este término me agrada porque encierra la integridad de la sumisión- vuelve hermosa a cualquier mujer, que se precie de su sumisión ante su Amo.

Una sumisa que se decidió a entregar su voluntad a un Amo que la valore y aprecie, irradia una luz que la convierte en especial y única para su Amo. Tal vez es una mirada demasiado romántica de la sumisión, y puede haber otras, pero ésta es la que yo prefiero. En tanto especial, una sumisa intenta agradar, convertirse en objeto del placer de su Amo, cultivar dentro suyo cualidades que la conviertan en una persona agradable, deliciosa, sincera, noble, despojada, y también humilde pero orgullosa de su entrega.

Aunque a primera vista parezcan cualidades contrapuestas, la humildad no es posible sin un orgullo por el desempeño del rol, y el orgullo es legítimo si se ha trabajado en la humildad.

Es hermosa una sumisa no porque sea bella en el sentido que comunmente se da a la palabra, sino porque trabajó para que esa belleza -que es capacidad de entrega- se refleje en sus actos.

Es hermosa una sumisa, no porque en su aspecto exterior sea admirada en tanto envase, sino porque hay una transformación que va de adentro hacia afuera, y eso le hace verse plena, satisfecha y realizada.

Es cierto que en esta sociedad lo primero que se observa es el ‘envase exterior’, pero si una sumisa logra que su potencial Amo considere inicialmente valores como capacidad de entrega, compenetración en el rol, deseos de sumisión, anhelos de aprendizaje, curiosidad y capacidad de seguir las indicaciones del Amo,y éste sea lo suficientemente inteligente, bueno, noble y habil para ver más allá del ‘envase exterior’ terminen los dos disfrutando de una relación que es increiblemente transformadora.

Quien escribe no se considera una bella mujer, ni siquiera una mujer que nadie en la calle se daría vuelta para seguir con la mirada. Sin embargo, hubo quien vio más allá del envase exterior, incluso la vio con una capacidad de entrega más allá de lo que era imaginable. Esa es una actitud que podría llamarse como de una gran ‘apuesta inicial’.

Cuando una sumisa encuentra ese Amo, y cuando un Amo encuentra esa sumisa, se produce un intenso y profundo nivel de plenitud por ambas partes. Ambos pasan a entenderse, cada uno en su rol y se ven bellos y deseables porque los vuelve bellos y deseables la condición desde la que se relacionan.

Tal vez la necesidad de belleza exterior parta ahora de la interioridad de la sumisa, que desee ser bella en su apariencia, sus formas, sus posturas, para agradar en su entrega.

Esa es la luz interior que irradia.

Autor: valen{Alb}

* Publicado por Aldea Sado ® 2009 – © 2004-2016 – Todos los derechos reservados!

Incógnita

11Si un médico asegura tener mucha práctica pero poca teoría ¿Permitirías que se hiciera cargo de una intervención quirúrgica en tu persona? ¿Permitirías que desarrollara una nueva técnica para la que no ha estudiado, usando su experiencia y la observación del trabajo de otros colegas?

Si el tendero de la esquina presenta su declaración de impuestos mensualmente, sin ayuda porque las categorías y rubros por declarar no han cambiado en años. ¿Le pedirías ayuda para actualizarte fiscalmente cuando tú no tienes una tienda sino que recibes sueldos y salarios?

Estas deprimido o deprimida y detectas la necesidad de recibir ayuda urgente ¿Acudirías con la amiga que dice saber mucho de sicología, pero en realidad su formación y experiencia están en el área de la pedagogía o la enseñanza?

Una más, tu auto falla. ¿Buscarías que el carnicero constatara si es la bomba del agua o la banda del radiador? Al final, él conduce y repara sus autos desde mucho tiempo atrás.

Por supuesto que todo lo anterior se puede intentar, pero lo que no tiene garantía es el resultado. Es la razón por la que, en aras de conseguir la mejor solución posible acudimos con el médico especializado, la contadora fiscal, el psicoterapeuta o la siquiatra, así como el mecánico automotriz.

Con ese punto medianamente apuntalado, entonces podemos hacernos algunos cuestionamie22ntos.

¿Por qué una persona que pretende ser dominante puede pensar que no es necesario estudiar, leer o formarse teóricamente para ejercer su papel en una relación BDSM? ¿Es suficiente la práctica? ¿Está a salvo de excederse al realizar alguna práctica, por falta de conocimiento o el surgimiento de una variable inesperada? ¿Carece de peligro que no sepa qué hacer en un caso de emergencia, sea grave o no? ¿Es secundario que no sea posible conversar ni quince minutos con él, porque desconoce lo básico de temas que a la contraparte interesan? ¿Es baladí la postura que él tenga frente a temas como son la equidad de género (independientemente de que en la pareja se pacte una asimetría en el poder)? ¿Conviene ignorar la manera en que maneja su dominancia, su violencia o sus hormonas fuera de rol, cuando eso podría significar la diferencia entre sometimiento consensuado o abuso y maltrato? ¿Cómo puede haber enseñanza si únicamente se cuenta con el desconocimiento como ingrediente básico?

De tiempo en tiempo, al leer algunas publicaciones en redes sociales, asusta la manera tan ligera en que algunas personas que desean practicar la sumisión deciden ponerse en manos de cualquiera sin hacer gran valoración de lo que ello significa. Igual asombra cómo se recibe esa responsabilidad sin chistar, con la tranquilidad que da la ignorancia.

Y sin embargo, cualquier práctica es respetable si cumple con la condición de ser segura y consensuada (sobre la sensatez mantengo mis dudas ya que necesariamente se relaciona con las otras dos). Probablemente en estos tiempos de fuerte relevo generacional, apertura, globalización, medios de comunicación omnipresentes y nuevas formas de ver la vida, seguirá desdibujándose el perfil de un Amo “ideal”. Ahí es donde cobra vigencia la sabiduría popular que aseguraba en dichos: “cada oveja con su pareja”, “cada uno con su cada cual” o el simpático y pícaro “siempre hay un roto para un descosido y un calcetín sucio para un pie podrido”.

Al tanto de q33ue cada persona tiene derecho a opinar de manera distinta, quiero referirme al modelo del dominante que querría llegar a ser yo. Obviamente, a la manera renacentista, sabiendo y conociendo lo más posible de todo aquello que, en integralidad, me permitiera practicar el BDSM con el conocimiento de qué hago, cómo lo hago y también las razones que me impulsan para hacerlo. Algo de física, anatomía y fisiología; raciones importantes de arte, filosofía y psicología; dosis razonables de civismo, economía e información del mundo en que vivo. Y por supuesto con generosas raciones de alegría vital, que para sufrir sin causa no requeriría ni siquiera de dar tundas o poseer una sumisa.

Autor: Oxímoron Replicado

Publicado por Aldea Sado ® Autorizado por Oximoron Replicado 25-04-2016 – © 2016-2016 – Todos los derechos reservados!

Lesiones de los nervios por Esinem

ANÁLISIS DE LESIÓN DE NERVIOS EN SUSPENSIONES CON BOX-TIE[1] 

11111He usado el término box-tie para referirme a las ataduras estilo takate-kote, rodeando brazos y tronco superior, usado en suspensiones. La primera parte examinará el estilo clásico y sus problemas inherentes. De todos modos estos peligros no son exclusivos de esta atadura y la información es de importancia para el bondage de la parte superior del cuerpo en general.

La segunda parte, aún por terminar, examinará algunos de los errores comunes al intentar realizar esta atadura y los fracasos de algunas copias occidentales.

Mientras que la mayoría de las lesiones pueden determinarse como debidas a la colocación incorrecta de las cuerdas o a una mala realización, parece que hay otras que parecen menos explicables. Espero que este documento sea la base desde la que explorar la manera en que se puedan evitar los accidentes o incluso, si este tipo de atadura o su uso pueden mejorarse. “

[1] BOX TIE se llama a las ataduras en las que se sujetan los brazos a la espalda de la persona.

PARTE I: TAKATE-KOTE TRADICIONAL

Parece que hay un consenso clásico sobre su forma adoptado por los maestros japoneses de Shibari que, con pequeñas diferencias, tiene los mismos principios fundamentales, que son:

  1. Manos atadas a la espalda con los antebrazos paralelos y brazos doblados en 90º.
  2. La forma simple se basa típicamente en dos cuerdas, sin contar la/s cuerda/s para la suspensión.
  3. Se compone de dos “envolturas” paralelas (dos ataduras alrededor del cuerpo), normalmente de dos cuerdas, uno sobre los pechos y otro por debajo, abarcando brazos y torso. La atadura superior normalmente con más tensión que las ataduras Continue reading

Culpabilidad y remordimiento: ¿Qué hay de malo en mí?

 Muchas mujeres instintivamente se encuentran atraídas por Hombres Dominantes y Comportamientos Dominantes. Una mujer que demuestra rasgos sumisos en una relación sexual, puede actuar totalmente diferente en un ambiente no sexual. Ella se “conectará” visceral y emocionalmente con un comportamiento sumiso en el contexto del SEXO, pero a veces siente una profunda y constante culpa y remordimiento por lo que ella concibe como “sentimientos culturalmente inadecuados”.1

Es incorrecto pensar que el comportamiento sexual sumiso es similar o está relacionado a un FETICHE, tal como ropa de cuero o adoración del pie. Un fetiche es un objeto NO SEXUAL, parte del cuerpo o comportamiento no conectado normalmente con la actividad sexual, que excita y despierta la libido. Un fetiche se convierte en una parte importante del proceso emocional e intelectual del pensamiento que dispara la excitación sexual y los orgasmos. Cuando el fetiche llega a ser obsesivo, la persona puede ser sexualmente disfuncional sin él.

El instintivo e intuitivo manejo de la compañera por parte de un hombre fuerte y confiado es claramente algo absolutamente distinto de un fetiche. Hay distintas ventajas biológicas en encontrar y unirse a un macho dominante. La “recompensa química” que se desprende de encontrar a tal compañero es muy antigua y natural. Los placeres son físicos y emocionales, e incluyen no Continue reading

Entrevista a FRONK

fronckEn nuestra segunda entrevista, tengo el agrado de tener ante mí a FRONK. Por las veces que he hablado con usted, puedo decir que estoy frente a un caballero catalán, y si me permite definirlo a mi manera, diría que es el Amo de los colores.

— Todos tenemos un comienzo en el BDSM. Algunos sentimos inclinación desde niños y otros en otras edades. ¿En qué momento de su vida tomó conciencia de sus gustos? ¿A qué edad tuvo su primera práctica real?

— Bueno, desde mi adolescencia siempre tuve unas fantasías quizás algo diferentes a las de mis amigos, si bien todos veían a una mujer y ya se las imaginaban, en cualquier postura, yo no. Generalmente mis fantasías eran de mujeres atadas, azotadas en sus nalgas, con los pechos atados, y jugando con las agujas.

— ¿Recuerda su primera sumisa (o esclava)? ¿Cómo la conoció o contactó? ¿Era ella sumisa natural o usted la convirtió en sumisa?

— Mi primera sumisa, era una amiga, que tenia las fantasías de ser violada, azotada, atada y de tener algunas acciones de exhibicionismo, pero en donde el contenido sexual era mas importante que de índole sádico. Si bien, fueron muy interesantes, y educativas para mi futuro crecimiento.

— ¿Cómo tomó conciencia de su condición de Dominante? ¿Cómo adquirió su experiencia y conocimiento?

— Yo no nací Dominante, mi primeros escarceos con el mundo de la D/s, vinieron de la mano de unas amistades gays, que acudían a unas fiestas privadas, en donde había una mezcla de lujuria, sadismo y libertad para poner en practicas determinadas fantasías que en otros lugares estarían mal vistas. Y que decir que allí había una Domina, espectacular para mis pocos 20 años, que despertó mi apetito sexual hacia ella, pero que no conseguía que en las Continue reading

Trampling

capture-20160409-112853El apisonamiento (o trampling en inglés), se refiere a la práctica de BDSM que implica el ser pisoteado o pisotear por otra persona, bajo los pies, o pisar a otra persona o personas. Generalmente se utilizan zapatos femeninos con taco aguja, botas con taco, botas militares e incluso los pies desnudos, práctica muy común entre los orientales.El apisonamiento/trampling es bastante común en el Fem-dom entre las Dóminas-sumisos, y no tanto en Male-dom entre Dominantes-sumisas.

El apisonamiento o pisotear se puede utilizar para producir dolor o recibir dolor, el fetiche de apisonamiento para algunos practicantes se liga de cerca al fetichismo sadomasoquista. Una de las sensaciones que produce es sentir el sometimiento de estar “bajo” el peso y Continue reading